10 de septiembre de 2012

Reseña #2: Maldito Karma, David Safier






Autor: David Safier
Título: Maldito karma
Editorial: Seix Barral
ISBN: 9788432228582
Precio: 14 €









   La presentadora de televisión Kim Lange está en el mejor momento de su carrera cuando sufre un accidente y muere aplastada por el lavabo de una estación espacial rusa. En el más allá, Kim se entera de que ha acumulado mal karma a lo largo de su vida: ha engañado a su marido, ha descuidado a su hija y ha amargado a cuantos la rodean. Pronto descubre cuál es su castigo: está en un agujero, tiene dos antenas y seis patas… ¡es una hormiga! Kim no tiene ganas de ir arrastrando migas de pastel. Además, no puede permitir que su marido se consuele con otra. 


   Sólo le queda una salida: acumular buen karma para ascender por la escalera de la reencarnación y volver a ser humana. Pero el camino para dejar de ser un insecto y convertirse en un ser bípedo es duro y está plagado de contratiempos.







  Con éste más que interesante punto de partida, David Safier nos hace partícipes de una curiosa historia que, a la par de novedosa y divertida, resulta en la mayoría de casos desconocida y temerosa ya que, pensar en la muerte como elemento presente de la vida, no resulta en la mayoría de casos muy agradable. 
   
   Desde un punto de vista gracioso, se nos presenta el fallecimiento de la protagonista, una exitosa presentadora de un programa de debate en Televisión y a la vez, mujer de su "ya no tan querido marido" y madre de una pequeña y encantadora niña de cinco años. Su muerte se produce de un modo tan surrealista como es la caída de un wc que proviene de una estación espacial y después de haber ganado ella uno de los premios más importantes en el mundo televisivo. Sin embargo, cabe destacar que también se produce justo después de que ella cometa la primera (y última) infidelidad en su vigente matrimonio. Es en ese momento cuando Buda se le aparece por primera vez explicándole que, durante su vida ha sido una persona egoísta, independiente, avariciosa y envidiosa y que, por ello ha acumulado un mal karma lo cual, le impide alcanzar el estado de máxima felicidad, conocido como Nirvana. 
Ahí es donde, a mi parecer, empieza la parte más interesante del libro y dónde realmente pasas a ser observador pasivo de una serie de situaciones que, siendo muy habituales, suelen pasar desapercibidas ante nosotros. 

   De entrada para Kim todo aquello supone un engorro enorme, encima que se ha muerto "debe aguantar convertirse en hormiga, ¡ella precisamente!, para poder acumular un buen karma, ¡lo que le faltaba!". Sin embargo, poco a poco empieza a intentarlo, primero de forma egoísta, intentando hacer lo que sea necesario para que "ese señor gordo que adquiere la forma del ser en que tú te reencarnas" (o lo que es lo mismo, Buda) decida que puede reencarnarse en un ser algo superior.
Es de este modo como, por medio de sucesivas reencarnaciones, Kim va dándose cuenta que estando ella en vida no fue la mejor persona que podría llegar a ser. Ver como la nueva amante de "tu marido" (que además era tu mejor amiga) se ocupa de "tu familia", incluso de aquella vieja (que es tu madre) que no sabe hacer nada más que beber, ahora lleva una mejor vida, eso no es nada fácil de aceptar. 

   Sin embargo, tras varias reencarnaciones, cuando consigue convertirse en la mascota de la familia, un maravilloso y especial perrito marrón que se decide a arruinar de forma diaria las relaciones "extra-matrimoniales" de su marido y su ex-amiga, es cuando realmente se da cuenta de todo lo que ha sucedido por su culpa y que podría haber impedido en su día. Un marido atento, maravilloso, que la amaba y que, curiosamente sentía que no podía estar a la altura de ella, sentimiento de inferioridad que le llevó a sentirse mejor con Nina, quién conseguía a diario que él se sintiera realizado, aunque siguiera amando a Kim. 

   Ya que mi intención no es desvelar el final, sólo puedo decir que me ha parecido entrañable y de mucho mérito, la manera que  David Safier consigue hacer que el lector, por sí solo, pueda reflexionar sobre su propia vida y es que en realidad, una vez nos vamos de ésta, sólo quedará de nosotros lo que hayamos cultivado en nuestro día a día. 


¿Podemos llegar las personas a ser tan egoístas?
¿Pasamos la vida lamentándonos por nuestros fracasos sin atender a nuestros éxitos?
¿Está en nuestras manos priorizar nuestros sentimientos?
¿Podemos hacer que permanezca nuestra esencia?
¿Tiene sentido nuestro paso por la vida?

"¡No hace falta Nirvana para ir al Nirvana!





3 comentarios:

Trotalibros dijo...

Yo me reí un montón con este libro hahaha
:)
Un beso

Georgina Arrieta dijo...

Yo amo a este escritor. La capacidad de narración y la forma de entretener y divertir con palabras lo hace para mi uno de los mejores escritores contemporáneos.

Vanedis dijo...

Hola, déjame decirte que me encanta el diseño de tu blog, felicidades !
Este libro es de los pocas lecturas que tenemos en común, por lo que veo, pero me alegra saber que a las dos nos ha transmitido sensaciones parecidas.
Me pareció muy original y me gustó mucho cómo va evolucionado a mejor la personalidad de la protagonista porque al principio, es insoportable, jaja !
Besos, nos leemos !