3 de julio de 2013

Reseña # 42: Que el amor nos salve de la vida


Que el amor nos salve de la vida

Autor: David Escamilla
Editorial: La Galera
Páginas: 353
Precio: 16.95€

Agradecimientos a La Galera por el envío del ejemplar.

Elena tiene 19 años y acaba de obtener el puesto de becaria de El show de Luca, un joven de 30 años, presentador televisivo, con fama de rompecorazones.Al principio, ella se muestra distante y reservada con su jefe, pero pronto se enamorará de él, cuando descubre que tiene un pasado terrible que le hace sufrir.Elena y Luca vivirán una historia de ida y vuelta por las principales capitales europeas, en la que el enamoramiento de los dos se enfrentará a toda clase de impedimentos.


Cuando supe de la existencia de este libro, quedé totalmente enamorada de su portada y del título (una gran cita de Pablo Neruda). Leí la sinopsis y pensé: una novela al más puro estilo "Moccia". Cierto es que el argumento es totalmente predecible y sabes desde el inicio qué es lo que va a suceder, sin embargo, nunca suelo negarme a leer este tipo de novelas ya que la gracia reside en que, a pesar de conocer el argumento, siempre pueden aportar un toque original y diferente propio de la mano de cada escritor. 
Sin embargo, en este caso me ha dejado una sensación muy agridulce en este sentido. A pesar de que el libro empieza bien a partir de la mitad del mismo, me empezó a resultar más tediosa su lectura. 

La novela  narra la historia de Elena, quién resulta escogida como becaria de un programa de televisión de aquellos considerados "Telebasura". La joven poco después queda totalmente enamorada del presentador del mismo, Luca, el típico madurito mujeriego que, curiosamente, también se enamora de ella (digo lo de curiosamente porque la verdad, Elena no es uno de aquellos personajes que te llegan precisamente). Así pues, empieza una historia de amor que les llevará a diferentes aventuras y viajes y que sufrirá diferentes situaciones que les llevarán a tomar algunas que otras decisiones complicadas. 

Lo bueno que tiene esta historia es la capacidad de transportarte con sus descripciones a diferentes lugares: Barcelona, París, Roma... una forma de visitarlos muy agradable y bien lograda. 
También me ha gustado mucho la ambientación de la misma puesto que, no es nada habitual que nos encontremos un plató de televisión como escenario principal de toda la trama, con sus características y especialidades. La verdad es que en este sentido, disfruté mucho con las descripciones puesto que podía situarme en todos los lugares en que se encontraban los personajes. 

La verdad es que no puedo decir muchas más cosas acerca de esta historia puesto que recurriría al uso de Spoilers, dado que la trama es bastante común. Una cosa más a destacar es el uso del lenguaje simple y asequible, haciendo que su lectura sea apta para cualquier tipo de lector. 

Finalmente, solo debo añadir un punto negativo y es el exceso de páginas sobrantes que hay en el libro, lo que vulgarmente se ha denominado "mucha paja". La historia no da para más, es una realidad, es un género muy tocado donde la originalidad surge únicamente de la capacidad del autor de aportar un estilo propio. Sucede por tanto que, cuando intentas darle un enfoque más serio o completo otorgándole más descripciones y páginas totalmente prescindibles, lo que sprovoca es que el lector pierde el hilo y la necesidad de seguir leyendo puesto que el ritmo de lectura, inevitablemente, se convierte en más pesado. 

En definitiva, una novela más del género romántico, con todos los elementos típicos que las caracterizan. Un personaje masculino encantador, una chica algo diferente a las típicas protagonistas y una historia de amor que te harán pasar un rato entretenido entre sus páginas. 




7 comentarios:

Eva dijo...

No me llama especialmente, aunque su título me fascina. *__* ¡Gracias por tu reseña! ^^

Besitos <3

Trotalibros dijo...

Al ser yo un chico este tipo de novelas no me llaman la atención. En mi humilde opinión, existe una laguna en el género literario: el género romántico-masculino. Es decir, olvidarse de chicos extremadamente encantadores y perfectos y mujeres inseguras y protagonistas indiscutibles de la novela. Creo que es posible hacer una novela romántica con protagonista masculina y que sea la mujer la encantadora y perfecta, que enamore al lector. ¿No crees?

Freyja Valkyria dijo...

Hola guapa!!!

Pues no tenía planeado leerlo, y eso que me pasó lo mismo que a ti con el título jejeje Pero bueno, estas historias fáciles apetecen de vez en cuando, me lo apuntaré :D

Un besote!!!

Johana. dijo...

la verdad es que no me llama nada.
besos♥

Isabel dijo...

No me llama la atención, pero gracias por mostrarlo. Muacks

Níobe dijo...

Es un libro que no es que me llame mucho la atención, pero tengo bastante curiosidad.

besos

esa estrella... dijo...

No pinta mal, gracias por la reseña!

besitos<3