24 de julio de 2013

Reseña # 45: Pídeme lo que quieras, ahora y siempre

 Pídeme lo que quieras

Autor: Megan Maxwell
Editorial: Esencia
Páginas: 432
Precio: 14.95€

Después de provocar su despido de la empresa Müller, Judith está dispuesta a alejarse para siempre de Eric Zimmerman. Para ello y para reconducir su vida decide refugiarse en casa de su padre, en Jerez. Atormentado por su marcha, Eric le sigue el rastro. El deseo continúa latente entre ellos y las fantasías sexuales están más vivas que nunca, pero esta vez será Judith quien le imponga sus condiciones, que él acepta por el amor que le profesa. Todo parece volver a la normalidad, hasta que una llamada inesperada los obliga a interrumpir su reconciliación y desplazarse hasta Munich. Lejos de su entorno, en una ciudad que le resulta hostil y con la aparición del sobrino de Eric, un contratiempo con el que no contaba, la joven deberá decidir si tiene que darle una nueva oportunidad o, por el contrario, comenzar un nuevo futuro sin él. 

Pídeme lo que quieras, ahora y siempre es una intensa historia de amor, plagada de fantasías sexuales, morbo y erotismo, en la que los protagonistas hablan cara a cara con la pasión.




Bueno, muchos seguidores que hayan ido leyendo las reseñas publicadas en el blog, sabrán que en diversas ocasiones mi puntuación para las novelas de Megan Maxwell han sido muy diferentes. Sin embargo, creo que, a pesar de mantener su esencia propia (lo que me ha llevado a seguir leyendo sus libros, y lo haré hasta terminarlos todos) en esta ocasión se ha coronado. Me explico. Partimos de la base de que en este tipo de novelas no hay que medir la calidad literaria porque, es un hecho, como lector (lectora más concretamente)  no estás buscando principalmente un estilo curado y estudiado sino al contrario, algo fresco y sobretodo que enganche. Pues eso mismo es lo que sucede con esta trilogía. Ha podido conmigo en este sentido ya que, como bien sabéis, había declarado la guerra a cualquier novela erótica y mira tú por donde, ésta trilogía ha sido la excepción. 

Al igual que en la primera parte, nos encontramos con la trama principal centrada en la vida de Eric y Judith.  Evidentemente hay tópicos: "se quieren, se pelean, se separan y se juntan" (sabíais de sobras que pasaría esto y no os hagáis los locos). Sin embargo, Megan tiene algo a la hora de describir la historia que les rodea que hace que te enganches de principio a fin y que te conviertas en Jud, y no precisamente en el tema sexual. Empiezas la lectura pensando en que será más de lo mismo, sin embargo, llega un punto en que te das cuenta de que piensas como Jud, que te sientes parte de ella (aunque hay que decir que a veces sea demasiado cabezona y le dirías un par de cosas para que pusiera los pies en el suelo), y creo que esa es la esencia principal que abala el éxito de la trilogía. De la mano de ambos personajes, descubres nuevos mundos y experiencias (llamadme inocente, pero he alucinado con muchas de las prácticas sexuales que se relatan en el libro). 


No obstante, a pesar de que esté cargado de relaciones sexuales, no son precisamente estas las que te mantienen en vela devorado páginas, sino la historia entre ambos protagonistas, el "tira y afloja" constante que existe entre los dos. 
A parte de ellos, también es altamente importante la aparición de otros personajes, que hacen que la novela gane un poco más, ya que sin ellos no sería lo mismo. En la primera parte conocíamos muy bien a la família de Judith formada por su padre, su hermana y su sobrina así como también por el cenutrio (perdón) de su cuñado.  En esta ocasión la novela nos acerca más a la familia Zimermman formada por Sonia (la madre de Eric), Marta (su hermana) y Flyn (su sobrino). Eric vuelve a Múnich sobretodo por éste último ya que, después de la muerte de su madre, su comportamiento empieza a ser algo conflictivo y Eric es al único que obedece. Vemos como en esta segunda novela, Judith se trasladará a la casa de Eric de Alemania y allí, empezará a vivir una "nueva vida". Desde el principio, Sonia y Marta, así como Simona y Norbert (criados de Eric) tratan a Judith como una más, sin embargo, Flyn no le dará tregua ni un segundo. ¿será Judith capaz de lidiar con "el chino"? 


A parte de los personajes citados, han habido otros más que me han resultado encantadores y originales. De nuevo tenemos a Frida y su marido e hijo, el sexy y simpático Björn como principales amigos de la pareja. Además de ellos aparecerá un personaje en concreto que me ha resultado muy gracioso y un gran contrapunto a la novela, Dexter el mejicano. Un chico que, a pesar de ir en silla de ruedas, disfruta también del sexo (a otro nivel) de la misma forma que los otros: observando y siendo observado mientras se realizan distintas prácticas sexuales. 
Finalmente, también aparecerá de nuevo Betta, dispuesta a dar guerra constantemente. 


En definitiva, un libro para evadirte de todo lo que te rodea y disfrutar (en todos los sentidos) de sus páginas, personajes e historias. 







4 comentarios:

Freyja Valkyria dijo...

Hola guapa!!!

Pues ayer mismo terminé el tercero jejeje Y me encantó *_* Al tener este un final tan cerrado no sabía qué iba a encontrarme, pero sin duda Megan siempre consigue que la lectura de sus libros merezca la pena ^^

Un besote!!!

MeriiXún dijo...

Espero que algún día los pueda leer...
besos

Bambú dijo...

Este segundo libro es más hogareño que el primero, a mi me pareció más fuerte (sexualmente) el primero y, aunque contiene muchas escenas eróticas, quizás en ese aspecto el primero me sorprendió más.

Eso sí, sigue conservando la frescura del primero y contiene muchas escenas divertidas, eróticas y románticas ;)

A ver qué te parece el tercero :P

Saludos

La Estación de las Letras dijo...

Hola guapi!! pues no sigo esta saga, empecé el primero en su día y lo dejé...

Besos! :)