26 de diciembre de 2013

Reseña # 55: Las mujeres casadas no hablan de amor





Las mujeres casadas no hablan de amor

Autor: Melanie Gideon
Editorial: Planeta
Páginas: 453
Precio: 19.90€

Un inesperado correo electrónico para participar en el estudio «El matrimonio en el siglo XXI» llega para Alice Buckler en el mejor momento posible. Lleva diecinueve años casada con William y tienen dos hijos casi adolescentes. Su matrimonio, aunque medianamente feliz, carga con el peso innegable de la rutina y de los años. Además, Alice acaba de descubrir que tiene los párpados caídos y que su único vestido de fiesta ya no le cabe. 

Así pues, se anima a participar en el proyecto, y sin saber muy bien por qué, decide no explicárselo a William. Por primera vez en muchos años Alice Buckler tiene un secreto. Lo que empieza siendo un inofensivo intercambio de correos electrónicos acabará cambiando su vida por completo, porque cuando aflora todo lo que había encerrado en su interior ya no hay forma de volver atrás. Es hora de que Alice retome las riendas de su vida, pero ¿será capaz de hacerlo? 




Alice es madre y esposa. Su vida está volcada en atender a los suyos. A pesar de que le gustaría haber sido una gran escritora de teatro, su vida laboral se centra en dar clases de teatro en una escuela primaria. Su matrimonio no está pasando por su pleno auge sentimental, por así decirlo y ella se encuentra... en la crisis de los cuarenta. Su vida ha dejado de tener alicientes ni elementos sorpresivos, todo es una rutina con problemas añadidos. Su único o mayor desahogo es la amistad que mantiene a distancia (aunque se ven cuando pueden) con un grupo que se hace llamar las "abejas parlanchinas" y que tienen en común que todas ellas han perdido a su madre. 

La sorpresa en la vida de Alice llega en forma de e-mail, por parte de un estudio sobre matrimonios del Siglo XXI. Con ganas de hacer algo diferente con su tiempo, decide contestar al mail y queda seleccionada como sujeto de estudio. A partir de ese momento pasará a mantener una relación de forma anónima con el investigador que analizará sus test. Sin embargo, con el paso de los días, esa comunicación se intensifica llegando incluso a crear perfiles anónimos de Facebook, para mantener una relación más frecuente... 

¿Interferirá en su vida la relación con su investigador?
¿se verá afectado su matrimonio por ese estudio? 

De entrada, esta novela posee casi  todos los  elementos propios del género denominado Chick-lit, pero no podemos encasillarla del todo dentro del mismo. En primer lugar, no encontramos a la típica protagonista joven y alocada que vive experiencias sorprendentes. En este caso, nos centramos en la vida de una mujer casada, en la cuarentena y con una vida de amor rutinaria. Por otra parte, la historia no se centra en la búsqueda del gran amor, para nada. Nuestra protagonista es una mujer casada y supuestamente enamorada, que se encuentra inmersa en una segunda aunque muy extraña relación, por circunstancias totalmente ajenas a su voluntad y, además, con un desconocido y anónimo investigador.  

Alice es un personaje con el que rápidamente muchas mujeres pueden sentirse identíficadas. Se encuentra inmersa en una relación que, después de tantos años de matrimonio, está algo estancada, llegado aquél punto en que ambos integrantes se conocen tanto que una sola mirada vale para responder infinitas preguntas. Por otra parte, está volcada totalmente en la relación con sus hijos, en destapar la supuesta homosexualidad de Peter y abrir las puertas de una cerrada Zoe. Así pues, la novela se establece como una comedia mordaz, con grandes toques de humor, sobre las parejas y la vida llegados los temidos cuarenta.

El ritmo de lectura es ágil, fruto de la combinación de narración, diálogos, e-mails,... Un aspecto que creo que hay que destacar es la presencia de las redes sociales en esta historia, que tendrán una gran importancia, realzando así el relevante papel que éstas ocupan en la comunicación actual.  Lo vemos a través de las actualizaciones que hace en sus estados de Facebook, en las búsquedas que realiza en Google, o en los mails que se envía con el investigador, bajo el alias de Casada 22 e Investigador 101 respectivamente. 


Sin duda, una novela más que entretenida y llena de buenos y emotivos momentos. Te hará reflexionar sobre la vida, el amor, el matrimonio y la maternidad entre muchas otras cosas. Capaz de transportarte entre sus páginas y hacerte sentir parte de la historia en la piel de Alice, una original y cariñosa protagonista. 


2 comentarios:

MeriiXún dijo...

No lo conocía, pero me lo apunto, que este tipo de libros me suelen gustar.
Besos :)

esa estrella... dijo...

No lo conocía, pero gracias por la reseña!!!

besitos<3