4 de septiembre de 2014

Leer es cultura, dejemos de menospreciar nuestros propios trabajos.

¡Hola hola! 

Hoy traigo una pequeña reflexión personal que me corroe por dentro y que debo sacar, aunque espero que en ningún momento sea interpretada de forma negativa y podáis sacar de ella el verdadero motivo por el cual la escribo. 

En fin, que me distraigo.

Señores cultos de la cultura que se creen en el derecho de poder decir lo que es correcto leer y lo que no. Empiezo a estar un poco cansada de sus absurdas opiniones sobre los géneros de la literatura y su jerarquía, aquella que ustedes mismos han establecido y a partir de la cual se atreven a decir que un género o subgénero es mejor que otro. Vayamos por partes, a ver si nos ponemos de acuerdo.

Existen diferentes géneros, subgéneros, estilos y temáticas simplemente porque las personas somos diferentes. Por mucho que a alguien le guste leer literatura histórica, poesía, novela negra o romántica, no es mejor ni peor por ello. ¿A qué estamos jugando? ¿De verdad nosotros mismos, aquellos que nos dedicamos al mundo de las letras, somos capaces de desmerecer así a otros compañeros de la profesión? 

Desde hace un tiempo hemos podido ser testigos de cómo diferentes personas, ilustradas en la materia, conocedoras y poseedoras de gran riqueza cultural (y otras que no tanto) han desmerecido obras por el simple hecho de ser novelas eróticas o románticas y las han llegado a considerar como "porno para mamás", "novelas para cuarentonas resentidas", "historias para adolescentes" o "relatos para vírgenes", entre muchas otras clasificaciones un tanto denigrantes. Hago referencia a ellas porque en los últimos tiempos han sido las más sufridas en este sentido, pero no son las únicas.

¿En serio? ¿Es realmente necesaria tal calificación? Si dejáramos muchas veces de mirar nuestros propios ombligos nos daríamos cuenta de que lo importante no es qué genero leas sino que, efectivamente, cojas un libro y te empapes con su historia. Leer es cultura, amigos, y nosotros somos los primeros que tenemos que encargarnos de que así siga siendo. 

Es evidente que debemos poseer un mínimo de cultura general, conocer a los autores más grandes de sus respectivas épocas y valorar como es debido sus obras, pero es que una cosa no quita a la otra. Si alguien quiere leer un clásico, es libre de hacerlo y cualquiera de nosotros se sentirá agradecido por ver a esa persona encerrada entre las páginas de un libro y no haciendo el vándalo por la calle. Pero también hay que entender que no a todos nos gusta lo mismo, y porque existan historias que sean de un estilo más fresco, cotidiano, desenfadado o con una menor carga cultural (lo que no es sinónimo de mala calidad o una descuidada edición), no por ello deben ser desmerecidas. 

Así que, por favor, hago un llamamiento público para que dejemos de lincharnos los unos a los otros y por contra, unamos nuestras fuerzas para hacer que la literatura obtenga en el mundo la importancia que merece. Que cada uno lea lo que más le apetezca, cómics, novelas, poesías, relatos... pero QUE LEAN, pues solo así nuestro trabajo habrá tenido sentido y lograremos hacer de la cultura un derecho y no un privilegio. 

Dicho esto, espero de verdad que podamos reflexionar todos sobre el tema y pensemos en la fuerza que tenemos, tanto escritores como lectores y bloggers, en el mundo de la literatura actual. 


8 comentarios:

Yahira potter dijo...

Primero decirte que chapó, a veces hay que dejar las cosas bien claras, yo también hace tiempo escribí en mi blog una opinión acerca de las famosas frases de no eres lector por... y pues respondiendo a tu entrada.
yo leo de todo, y a la gente le digo que me fijo en la historia, no en su género y lo de clásicos he leído algunos de olé y otros que no se ni porque han sido clásicos, y muchos de ellos fueron YA (entre los que se podían permitir leer claro está) en esa época.
A ver, que una novela sea porno para mamas, no quiere decir que todas las sean, y aunque yo soy muy tiquismiquis con la romántica, hay libros de ese género que me han gustado. Por ejemplo, si te pones a analizar romeo y julieta, aunque el autor tenga una pluma genial y preciosa, es muy superficial, y he leído otras historias más simples, pero con un romance que me ha gustado más.
Una profesora mía un día dijo: La gente no lee porque no encuentra "su" libro y no voy ha hacer que leáis libros que se que no os van a gustar, voy a recomendaros libros para vuestra edad (es decir juvenil) uno de romántica, otro de acción y otro de fantasía" Te juro que sus elecciones las ame todas
Yo he leído clásicos que he amado y otros que agggg
un beso

Chibita dijo...

Hola! no sé realmente bien por donde comenzar este comentario, pero ante todo debo decir que estoy muy de acuerdo con tu opinión. Últimamente parece ser que sino lees lo que los "cultos" consideran buenas obras, eres una especie de inculto son el menor gusto literario, ¿por qué?, ¿porque me entretengo más leyendo, por ejemplo, a E.L James que a Stephen King?, ¿por eso ya soy una inculta? Pues no, solo soy una persona con gustos y pensamientos propios que decido lo que quiere leer y lo que no y hay que respetarlo. Tampoco entiendo esa campaña de desprestigio de ciertos autores con obras de sus compañeros de oficio (me remito a ese culto insulto que King dijo sobre los libros de 50 sombras "porno para mamás")? Además, no se dan cuenta, de que en muchas de sus descalificaciones no solo están perjudicando al autor X, sino que están insultando al público lector que las lee. Yo soy de las que tengo claro que todo autor que se dedique más a insultar o a lapidar el trabajo de otro porque sus obras no han gozado de tanto éxito (léase envidia)no entra en mi estantería, ya que puedo aceptar opiniones constructivas, pero no ataques gratuitos de ese tipo.
Besos!

MDolores dijo...

Totalmente de acuerdo contigo... A mi personalmente me gusta la lectura porque me distrae, porque me permite evadirme y llevarme a lugares lejanos e historias lejanas. Sin embargo, no me gustan los libros que son tochazos insufribles, por muy clásicos que sean, y me da mucha rabia no poder decir que he leído erótica, o que me gusta la novela criminal o el chick-lit porque la gente te mira mal, cuando muchos de ellos ni siquiera ha cogido un libro.
Cuando esta situación se da entre gente lectora es aún peor, porque parece que hay lectores de primera y de segunda, cuando en realidad cada uno lee lo que le apetece cuando le apetece, y lo único que demuestran esas personas es su incultura, por muchos golpes de pecho que se quieran dar.
Un beso!

Galena dijo...

Hola, pues opino igual, para gustos colores. Yo sí creo que hay libros que tienen más calidad que otros en trama, personajes, estilo y demás, pero creo que siempre hay que valorar a cada uno dentro de su género, no puede uno comparar Madame Bovary con Los Juegos del hambre ¿qué tiene que ver? Ni la temática, ni el tiempo, ni el mensaje, ni el estilo, ni los lectores a los que va dirigido... en fin, cada uno en su contexto y cada uno con fines diferentes para el lector, aunque yo siempre me guío por el principal, el de disfrutar. Para mí las lecturas juveniles o románticas son más sencillas que otras, pero también disfruto de clásicos aunque es un disfrute distinto, depende del momento y me parece compaginable. No me gustan los términos "porno para mamás", eso es generalizar, sí creo que dentro de las obras hay algunas que no merecen la pena, como hay películas buenas y otras malas, por poner un ejemplo, he leído novelas románticas muy buenas y otras que francamente, me parecían de lo más vacías, pero también entra ahí la opinión de cada uno y hay que medir las palabras, tampoco me gusta que se desprecie a los lectores. Por arriba hablaban de 50 Sombras de Grey, a mí no me gustó, he leído otras novelas eróticas que me parecen más originales, mejor llevadas, con buenos personas y aunque esta fue la que triunfó para mí su desmesurada fama es inmerecida, pero eso solo es mi opinión y no desvolaro a quien lo haya leído. Tocando el tema de Stephen King, no sé por qué ha dicho eso, yo he leído varios libros suyos y no sé por qué lo llaman el Rey del Terror, ya que yo con sus libros nunca pasé miedo, asco, sí, las escenas crudas pueden revolver el estómago, pena y rabia también, las violaciones y muertes a veces son demasiadas y en ocasiones hay personajes que lo pasan muy bien, pero no miedo y no lo catalogaría como un autor clásico o de mejor calidad que otros.

Así que cada uno con lo suyo, que leer es disfrutar y entretenerse sin desmerecer lo que se lea, respetando a los demás y teniendo el cuenta que los gustos varían.

Lady Aliena dijo...

Para mí la lectura es el mejor "vicio" que se puede tener. No importa el género, como bien dices, lo que importa es que leas. También me gustaría decir que no todo vale. Hay lecturas muy buenas, y hay lecturas llenas de errores que más bien te distraen en vez de meterte en la obra. Aunque leamos de todo, creo que debemos ser selectivos en ese aspecto.
Besos.

Maribel (Blog de Vanedis) dijo...

El problema están en querer catalogar con palabras despectivas un género en concreto (el romántico). Que sí, que la lectura basura quizás existe (pero en romántica, en histórico y en narrativo), pero mientras que la gente lea, a mi que más me da !!! Por ejemplo, yo jamás leería un "libro" de Belén Esteban pero si éste consigue que gente que nunca lea, lo haga, amén...
Un beso !

kris dijo...

No puedo decir nada más que: Ole tu!
Pienso exactamente como tu, yo soy de esa clase de personas a las que no le gusta la novela histórica ni los clásicos, pero no por eso me considero menos culta o peor persona, simplemente creo que se escoger bien lo que me gusta y no debo leer algo solo por aparentar ser mas inteligente.
Besitoos

Kitty dijo...

Te estoy aplaudiendo hasta con las orejas. Estoy muy cansada de que la gente se empeñe en denostar la literatura que ellos consideran inferior. ¿Por qué? ¿quién decide que es inferior? Durante mucho tiempo a grandes autores de la literatura clasica inglesa les daban de lado y mira ahora, son grandes!

Estoy muy arta de que si dices que te gusta la novela romantica te traten como si fueras inculta.

En fin, a mi la gente que se cree superior y que rechaza otros géneros lo que me parece es corta de miras.

GRAN REFLEXIÓN!!

Un besazo