4 de mayo de 2016

Madurar... ¿yo? Tal vez algún día.


Sí. Como leéis. Este es el título con el que me "reincorporo" al mundo blogger de una forma un tanto... -¿extraña?-. 

Hasta ahora me conocíais como Placeofdreams y el blog era únicamente de contenido literario, siendo las reseñas su motor principal. Sin embargo, después de ver que mi actividad diaria apenas me permitía continuar con la actividad del mismo, me he propuesto -¡objetivos del 2016, venid a mí!- retomar mi actividad en la bloggosfera de una forma en la que me sienta cómoda y que vea que puedo mantener. 

Hechos ciertos (y comprobados) son mi inaptitud para seguir un programa estricto de publicaciones semanales -gracias, bloggers de corazón, vosotras sabéis el esfuerzo que conlleva y me hace feliz ver que sabéis llevar el ritmo sin que decaigan vuestras publicaciones. ¡Os sigo desde la sombra!.

Veréis, mi vida ha cambiado mucho -¿sólo mucho?- en los últimos tiempos. Gran parte de vosotros habéis sido testigos de ello y os agradezco vuestra compañía en mi camino. Por eso mismo me he visto obligada a realizar esta entrada puesto que quería avisar de que el contenido del blog ya no estará estrictamente compuesto por reseñas. Mi intención es añadir reflexiones dispares de muchos temas, aunque seguramente gran parte de ellos tendrán que ver con la literatura de algún modo -siempre tan unida a mí-. Hablaré de mis novelas, de otras que me apasionen, de cosas que me pasan por la cabeza y de por qué motivo el mundo se empecina en poner constantes obstáculos en el camino, entre otros temas que encuentre de interés.

Por ello me veo en la obligación de comunicar mi decisión, para que todos aquellos que veáis que no queréis continuar siendo seguidores puesto que el blog ya no es afín a vuestros gustos, os entenderé y lo respetaré de corazón. 
A los que decidáis acompañarme en esta nueva andadura -¡por favor, tened piedad conmigo al principio!- deciros que estaré encantada de recibiros de nuevo y que prometo intentar ponerme pronto de nuevo con el diseño del blog -¡ni siquiera recuerdo cómo funciona blogger!- y actualizarme para ir añadiendo nuevos contenidos. 

Hasta aquí mi reflexión del día. 

¡Bienvenidos a mi nuevo mundo de piruletas, ponicornios y confesiones disparatadas!



2 comentarios:

Sonia Cristóbal dijo...

Hola Estefanía, estaré encantada de seguirte en éste blog y con ganas de leer todo lo que publiques ya que me han gustado bastante los libros que has escrito. Te deseo mucha suerte y ánimo para todos tus proyectos.

Sonia Cristóbal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.