5 de diciembre de 2016

Animales fantásticos y dónde encontrarlos.





Llevo rato intentando encontrar el modo de comenzar esta reseña sobre la película y es que he necesitado que pasen unos días desde que acudí al cine para que pueda asimilarla y tratar de hacer una entrada que contenga el mínimo de spoilers posible. Os doy mi palabra de que lo intentaré. 


Animales Fantásticos y dónde encontrarlos es una historia que nace del universo mágico creado por J.K. Rowling pero que no se establece en el marco de Harry Potter propiamente dicho. Nos adentramos en la ciudad de Nueva York de los años veinte, muchos tiempo antes del nacimiento de Harry. Newt Scamander, aparece tras haber dejado Europa después de haber sido expulsado de Hogwarts por algún tipo de accidente del que no tenemos demasiada información. Es importante tener en cuenta la premisa inicial de que esta historia nada tendrá que ver (o muy poco, por lo menos) con lo que estamos acostumbrados, ya que es totalmente nueva y diferente. Partiendo pues de esta base, como os decía, nos situamos en Nueva York, donde Newt, un joven tímido, precavido y de dulce y misteriosa apariencia, llega con una maleta cargada de criaturas mágicas. Todo ahí le parecerá nuevo y distinto a lo que está acostumbrado, en especial, la denominación de "no-mags" a los muggles (gente no mágica) por parte de los americanos.


Existen dos tramas bien diferenciadas en este filme, supervisado en su integridad por J.K.Rowling para que no hubiera ninguna fisura posible en el argumento, en el que ha añadido algunos guiños que sabía que para nada pasarían desapercibidos para los fans de la saga.

Así pues, por un lado encontramos todo lo referente a Newt y sus criaturas mágicas que dará lugar a escenas entrañables y divertidas, gran parte de ellas protagonizadas por cierto animalillo con tendencias al hurto itinerante. Newt llega a la ciudad con un propósito en concreto (que no mencionaré por no caer en los dichosos spoilers) pero, su tarea se dificulta cuando algunas de sus criaturas, por accidente, escapan de su maleta y siembran cierto caos en la ciudad. Así pues, su principal cometido se verá obstaculizado por la urgente búsqueda de sus criaturas, antes de que estas pasen a correr graves peligros. 

Por otro lado, como os decía, existe una segunda trama, tan importante como la principal a mi parecer, y es que la ciudad de Nueva York está viviendo en ese momento un escenario complicado y agitado debido al cual, los magos se han visto obligados a permanecer de algún modo escondidos y controlados respecto de los "nomags" ya que además, hay un nuevo movimiento que tiene su origen en la caza de brujas de Salem, cuyos integrantes se dedican a perseguir a los magos y a prevenir al resto de los ciudadanos de los peligros que corren en su presencia. El MACUSA (el ministerio de Magia americano, para entendernos) es el que se ocupa de las cuestiones mágicas en Estados Unidos y el que se encarga de mantener el orden en la comunidad mágica. En esta misma tesitura, la aparición de un "obscurus", que es nada menos que la energía reprimida de un niño (denominado Obscurial) que se ha visto obligado a reprimir su talento mágico a través de un abuso físico o psicológico, desencadena una oleada de pánico en la ciudad. Esta energía puede acabar estallando de forma violenta y destructiva por lo que encontrarlo se vuelve una tarea de máxima prioridad. Aquí será donde Newt también adquirirá más protagonismo ya que conoce de la existencia de los obscurus a pesar de que el más grande que haya sido descubierto hasta la fecha no superaba los diez años de edad. Así pues, la búsqueda del mismo se volverá una tarea de orden prioritario para el MACUSA,  que deberá poner todo su empeño y entrega para localizarlo por medio de sus aurores. 


En lo que se refiere al argumento, no puedo adentrarme más y es que de hacerlo, os desvelaría gran parte de los secretos que os aseguro, querréis descubrir por vosotros mismos. 
El guion es lo que a mi entero parecer, junto con los personajes, es lo que merece una especial atención: me ha parecido fabuloso. Sin florituras ni añadidos. Creo que mantiene muy bien la esencia del mundo mágico que conocemos, sin desentonar, y que al trasladarnos a un continente y épocas diferentes, lo único que permite es que expandamos este universo para darle cabida a un nuevo elenco de personajes, con sus historias que, además, conectan a la perfección con la que ya conocemos. Si bien es cierto que cuando te adentras en el cine, la parte más "potterhead" espera volver a recorrer los pasillos de Hogwarts, ese Londres mágico de los años veinte o bien, encontrarnos con un joven Dumbledore, una vez superamos esa fase inicial y nos situamos en el nuevo panorama, disfrutamos de una aventura totalmente nueva y sin precedentes de la que por primera vez, no tenemos ningún tipo de conocimiento previo.


Por último, me queda tan solo destacar la actuación del reparto y es que creo que no podían haber escogido mejor a los personajes. Sin duda alguna, son el elemento imprescindible para acabar de  crear una película que da inicio a una nueva historia, dentro de un universo del que millones de fans queremos continuar descubriendo nuevos elementos.

Y es que, con Animales Fantásticos y Dónde encontrarlos, J.K Rowling ha vuelto a llamar la atención del niño que todos llevamos dentro, aquel que sigue deseando noche tras noche que al final llegue su carta de Hogwarts. Hemos acudido al cine en masa, con los ojos cristalinos y la mirada brillante. Nos hemos reconocido y hemos compartido ese silencio sepulcral en la sala en la que solo se escuchaba alguna sonrisita tonta o bien, una exclamación contenida al descubrir algunos de aquellos detalles que la autora sabía que no pasarían en absoluto desapercibidos.


Y tú, ¿te atreves a descubrir el contenido de la maleta de Newt Scamander? 
 
















No hay comentarios: