19 de enero de 2017

[Reseña] Valkiria, David Lozano

Valkiria.
David Lozano. 
360 páginas.
Editorial: Ediciones SM
Papel: 9.45€


Un mensaje en el móvil.
Un remitente desconocido.
La amenaza de que si no entras en el juego, un vídeo comprometedor llegará a la persona menos adecuada.
Tu relación, tu mundo e incluso tu propia vida están en peligro.




Tienes miedo.

Valkiria te ha elegido.

No puedes escapar.






De sobras es conocida mi atracción por esta clase de libros con una sinopsis tan y tan suculenta -y escueta- (por algún motivo será, si mi profesión también es la de game-máster, ¿no?) . Me gustan los juegos, los retos y los misterios. ¿Cómo podía dejar pasar esta oportunidad? 

Descubrí su existencia a través de un curioso unboxing que me llamó la atención desde distintos canales de booktube a los que estoy suscrita y cuando leí la sinopsis, sabía que ya me habían ganado por completo. Tardé apenas un par de clicks en entrar en Amazon y hacerme con ella. 

Valkiria es la primera obra que leo de David Lozano (todavía me falta descubrir Hyde, y os aseguro que no tardaré en hacerlo) y me ha sorprendido gratamente. La historia me ha ofrecido exactamente el reclamo que prometía por lo que para mí, cumple con todas las expectativas generadas. 

En Valkiria, nos encontramos con un grupo de amigos que viven en el campus de la universidad. Rubén, se presenta ante nosotros de forma abrupta, manifestando una imperiosa necesidad de huir de ahí pues en la residencia, por algún motivo que todavía desconocemos, ha dejado de sentirse seguro. Al mismo tiempo, Unai, uno de nuestros protagonistas, recibe un misterioso mensaje en el que se le reta a participar en Valkiria si no quiere que un vídeo inapropiado (y que le compromete mucho) se propague por la red en apenas unos minutos. Bajo esta repentina y desafortunada presión, Unai sucumbe a la petición y acepta. Sin embargo, el juego no ha hecho nada más que empezar. 


De pronto, nos enteramos de que hace apenas un par de días, una chica se suicidó de forma sospechosa en su habitación y tanto Unai, como Vega (su novia) y Compu (su amigo), saben que hay algo turbio detrás de su muerte. 
Unai, que no quiere rendirse a las estrictas peticiones del máster del juego, que parece conocer cada uno de sus movimientos al milímetro, decide ir a ver a una amiga experta en ordenadores para comentarle la existencia de la aplicación. Es así como descubren el alcance de la misma, que incluye un sistema que resulta casi imposible de rastrear. Solo pueden acceder a él los invitados a Valkiria. 
No obstante, la muerte de la chica no será la única desaparición sospechosa sino que, desde la entrada de Unai en Valkiria, en apenas cuarenta y ocho horas el campus se verá agitado por algunos hechos que obligarán a la policía a implicarse en el caso. 

El ritmo de lectura es ágil y dinámico, muy en sintonía con el transcurso de apenas unas pocas horas en las que discurre la novela. El lenguaje es actual y muy asequible, sencillo, destinado en gran medida a un público principalmente joven. El narrador, en este caso en tercera persona, no se anda con rodeos ni párrafos introductorios. Desde la primera página, te adentras en Valkiria como un personaje más. 

Las descripciones son detalladas pero en su justa medida, suficientes para que te hagas una idea de los personajes y lugares en los que están aconteciendo los hechos pero sin resultar pesadas ni con excesos de florituras innecesarias. 

Uno de los mayores puntos a favor de esta historia es la capacidad que ha tenido el autor para mantener la intriga de principio a fin, sorprendiendo muy gratamente al lector con un final inesperado y muy adecuado. Por otro lado, un recurso utilizado a lo largo de la obra ha logrado captar mi atención ya que ha introducido en la narración los pensamientos que mantienen los personajes en muchos momentos, permitiéndonos que así todavía podamos sentir mucho más la emoción a través de ellos. 

En definitiva, una novela para cualquier lector que disfrute con historias de intriga, de juegos y donde la tensión, está asegurada de principio a fin. 


En Valkiria no estás solo. Todos tus movimientos tienen consecuencias. 
¿Te atreverías a entrar en el juego? 




No hay comentarios: