2 de abril de 2017

GRATIS: ADELANTO. Prólogo Álteravita [a la venta el 4 de abril]

ÁLTERAVITA


Prólogo.


En algún momento dado, todos almacenamos en nuestra memoria el recuerdo de un acto, decisión, palabra o gesto, que nos remueve por dentro y nos martillea la sien. Duele. Tanto como solo lo hacen aquellas cosas que viven en un interior desprovisto de visitas ajenas, donde el propio yo es dueño y señor de nuestras emociones más ocultas, recordándolas cada vez que se siente dispuesto a castigarnos con ellas.

Los remordimientos existen desde tiempos inmemorables. Residen en el ser humano y constituyen parte de su propia existencia, cohabitando junto con todos los buenos pensamientos. Son casi tan importantes como ellos, tal vez incluso más. Se aprende a partir de las enseñanzas, pero también de los errores. Estos, precisamente estos, son los que generan una sensación en el cuerpo imposible de emular por cualquier explicación doctrinal o fármaco. Resulta muy fácil entender que si tú sonríes a una persona justo después de desearle que tenga un buen día, existe un noventa y ocho por ciento de posibilidades de que esta te responda del mismo modo, lo cual, provocará en ti emociones de placer, serenidad y lo más importante, permitirá la liberación de las llamadas endorfinas, los neurotransmisores responsables de hacer que nos sintamos felices y al mismo tiempo, disminuirán los niveles de estrés. Sin embargo, nadie nos prepara para la llegada de aquel momento en el que, sobrepasados quizá por ciertas circunstancias, tal vez una noche de insomnio o bien, una semana cargada de tensión en el trabajo, cuando alguien nos sonríe tras desearnos ese radiante “buenos días” respondemos con un despiadado bufido, enarcamos las cejas y le recriminamos que todavía siga en la cama cuando debería de estar haciendo algo productivo con su vida, y no dejar que todo el peso de la casa recaiga sobre uno mismo, justo antes de cerrar la puerta a tus espaldas y desaparecer con el corazón batiendo con fuerza contra el pecho. Tras ese dos por ciento de posibilidades que existen de que esto suceda, cuando la furia inicial remite y la razón consigue hacerse un hueco e imponerse sobre la excitación sobrevenida, surge lo que se conoce como los remordimientos.

Los remordimientos no son más que sentimientos, un patrón de pensamiento según el cual, el ser humano ahonda y rememora unos actos, reacciones o palabras que quizá podría haber evitado, en la mayoría de ocasiones de forma muy sencilla. Los hay productivos, es decir, todos aquellos que nos permiten aprender de un error y afrontar nuestro futuro de un modo distinto; pero también, existen los considerados como improductivos, capaces de sepultarte y hundirte sin piedad en un infierno de emociones con las que no podrás cambiar absolutamente nada e incluso, de destruir cada recodo de tu ser.

Dicen que de los errores se aprende. La historia que os traigo a continuación no versa únicamente sobre ellos, sino sobre la capacidad que tiene el ser humano para caer, levantarse, comprender, crecer y, en la mayoría de los casos, volver a caer.
Dar el siguiente paso, ya solo depende de uno mismo.



¿Cuántas veces os habéis preguntado “qué habría pasado si…”?


A LA VENTA EL 4 DE ABRIL.

#Amazon #kindle #KindleUnlimited

3 comentarios:

Maru Gonzalez dijo...

Me he enamorado solo leyendo esto. Ahora quiero mas. Seguro que es un éxito. Mucha suerte.

el fieltro de roma dijo...

Capítulo X y enganchada a él. 💖

Nomejuzgues dijo...

está dentro de mis próximas lecturas! Tiene una pinta exquisita! enhorabuena princesa =)