19 de abril de 2017

[Reseña] La chica de antes, J.P. Delaney


La chica de antes.
J.P. Delaney. 
432 páginas.
Editorial: Grijalbo (PRH).
Papel: 18.91€  Ebook: 9.49€
Agradecimientos a la editorial por el envío del ejemplar.

La oportunidad de vivir la vida perfecta... Pero ¿a qué precio?
¿Y qué le pasó a LA CHICA DE ANTES?
Todo lo que tú tienes, antes fue de ella.

Por favor, haga una lista con todas las posesiones
que considere imprescindibles en su vida:
..................................................
..................................................
..... .............................................

Es una casa espectacular. Elegante, minimalista. Toda ella respira buen gusto y serenidad. Justo el lugar que Jane estaba buscando para empezar de cero y ser feliz.
Aunque lo extraordinario es que se la ofrecen por un alquiler irrisorio. Solo tiene que completar un peculiar formulario de solicitud y aceptar sin condiciones las reglas impuestas por su propietario y creador, un enigmático arquitecto.
Al poco de instalarse, Jane descubre que algo le pasó allí a la inquilina anterior, Emma. Y empieza a preguntarse si no estará repitiendo las mismas elecciones, los mismos errores, las mismas sospechas que la chica de antes.
¿Qué estás dispuesto a aceptar para poseer lo que nunca imaginaste?


Con "La chica de antes", vuelvo a la carga con uno de mis géneros predilectos: el thriller. Concretamente, esta novela podría encasillarse dentro del que a lo largo de estos últimos años se ha denominado "domestic noir", es decir, todas aquellas historias que transcurren a modo de thriller en un entorno doméstico, habitual y muy conocido para la inmensa mayoría de lectores. Se trata de situaciones cotidianas, verosímiles, en las que cualquiera podría verse implicado en un momento dado de su vida. 
En este caso, una compañera me habló de esta historia después de ver el hype que me produjo "La pareja de al lado" (lectura que recomiendo encarecidamente también) y me dijo: "tienes que leerla, te enganchará".  Busqué información y la sinopsis me pareció atrayente en el sentido de que, incluso después de leerla, no atinaba a entender qué era lo que me encontraría entre sus páginas pero quería adentrarme en ellas. Unos días después, la editorial me hizo llegar un ejemplar en edición anticipada y la verdad es que, a pesar de que he tenido muy pocas horas disponibles, he devorado esta lectura de principio a fin.
Comencemos por el marco principal: el escenario. La historia transcurre casi en su absoluta totalidad en el interior de la casa de Folgate Street,1 diseñada por un arquitecto de prestigio un tanto... peculiar. Esta casa dispone de todas las comodidades que alguien pudiera desear: luces con encendido automático (y programado), una estética con líneas minimalistas y luminosas, una cocina de ensueño, sensores de todo tipo y para todo lo que uno pueda llegar a imaginar... En definitiva, una maravilla del mundo arquitectónico, única en su construcción. Sin embargo, alquilarla no está al alcance de cualquiera pues, para hacerlo, los inquilinos se ven sometidos a una fase de selección muy peculiar al final de la cual, para acceder a la vivienda (por un alquiler irrisorio en comparación a lo que costaría alquilarla en realidad) deberán aceptar un contrato con más de doscientas cláusulas restrictivas en las que se priva a los inquilinos a cualquier cosa que implique lo que cualquier persona consideraría como "vida normal". 
Emma aceptó el contrato. Necesitaba una vida nueva, una segunda oportunidad, una ocasión para volver a sentirse segura en el mundo. Después de que entraran a robar en su apartamento,  la casa de Folgate Street se le antoja el único lugar en el mundo en el que poder volver a sentirse segura. 
Jane también aceptó el contrato. Ha sufrido una pérdida irreemplazable y apenas dispone de capital para alquilar un apartamento en un barrio que le dé una mínima confianza. Sin embargo, la casa Folgate Street parece estar esperándola y la aceptación de las cláusulas no le suponen más que un mero trámite para tener la vida que siempre había imaginado. 

Todo parece tranquilo. Todo parece un cuento. Todo parece ir bien hasta que de pronto, algo falla. Lo que antes parecía seguro, ahora se torna siniestro. Emma y Jane se sienten observadas, como si la propia casa cobrara vida, como si ya no les perteneciera ni siquiera la intimidad. 

Como podéis ver, el planteamiento no puede resultar más tentador. Si bien es cierto que en algunos momentos el tipo de narración me ha confundido, pues no me acaba de convencer el diálogo introducido en la misma cuando podría separarse, facilitando así su lectura, creo que está dotada de un ritmo frenético que permite que el lector no pueda separarse de sus páginas. Los capítulos, cortísimos y muy ágiles, alternan la historia de Emma y Jane en todo momento, permitiendo que el lector vaya desgranando junto a ellas los misterios que esconde la casa. 
Los personajes me han parecido muy bien construidos y definidos, a pesar de la brevedad de las descripciones. A través de los diálogos, principalmente, podemos hacernos una idea de quién y cómo es cada uno de ellos, llegando a despertar sentimientos muy distintos a lo largo de las páginas. 
Para terminar, cabe decir que llega un punto en el que el lector podrá intuir qué es lo que ha pasado realmente y creo que eso no le resta valor a la historia sino al contrario porque, a veces, no todo es lo que parece y como siempre, darnos cuenta de lo más evidente, de aquello que transcurre frente a nuestras narices, no siempre es lo más fácil.

En definitiva, "La chica de antes" es una novela con un ritmo vertiginoso, una apuesta de la editorial en este género que tan de moda está, muy diferente a la mayoría de historias del mismo estilo. Rápida, fresca, adictiva y asequible para todo tipo de lectores, la recomiendo si lo que se pretende es pasar un buen rato, envueltos en un misterio ciertamente desconcertante. 

Y tú, ¿estarías dispuesto a dejarlo absolutamente todo para vivir en Folgate Street?




2 comentarios:

El rincón de Marlau dijo...

Hola! Hemos visto ya en varios blogs este libro y parece que está gustando bastante, igual que a ti. Nos gusta leer que es muy diferente al resto de libros de este género. Tomamos nota.
Nos quedamos por tu blog como nuevas seguidoras.
Un beso
Marta y Laura

Sandry dijo...

¡Hola!
Soy nueva por tu blog^^
Este libro me llama la atención, los thrillers me gustan =)
Besitos